26
Sáb, Nov

Latinoamérica tiene déficit de programadores

Si Colombia sabe aprovechar su potencial, puede llegar a ser potencia de servicios de tecnología para el mundo

Tecnología

Se estima que la alta demanda de programadores se mantendrá por los siguientes 20 años, convirtiéndose en una de las carreras más atractivas, redituables y competidas.

En los próximos años la demanda de programadores crecerá en un 65%

El talento colombiano requiere una formación integral que atienda dos principales “puntos débiles”: desarrollo de habilidades blandas y conocimiento en inglés. 

Según un estudio de Page Group, en Colombia hay más de 135 mil personas que cuentan con una carrera relacionada a las tecnologías de la información. Talently empresa de tecnología educativa que ofrece capacitación y conexión a desarrolladores latinoamericanos con empresas internacionales compartió que la demanda de programadores crecerá un mínimo estimado de 65% en los próximos años ante un actual déficit de programadores, y una oportunidad para el país por la posición geográfica cercana a Estados Unidos, donde existe más demanda de talento tech.   

En décadas anteriores ser abogado, médico o contador eran las profesiones más solicitadas, mientras que pensar en tecnologías de la información parecía lejano a nuestra realidad, o incluso un campo exclusivo para Europa o Estados Unidos. Con el auge de empresas tecnológicas, la transformación digital y la globalización, los programadores se posicionaron entre las carreras más prometedoras y con una prospectiva de buenos salarios. 

“Los latinoamericanos tenemos dos ventajas principales en el mercado de programación respecto a la demanda de Estados Unidos, la primera es que nuestro huso horario es menor al país vecino, y el costo de vida es menor, por lo que las ofertas internacionales brindan oferta económica atractiva a los colombianos y les permite cobrar en dólares un sueldo justo y competitivo a nivel mundial”, comenta Cristian Vega, Co-founder, CTO & Growth de Talently.   

Estadísticas de Talently revelan que el programador colombiano promedio tiene entre 21 y 38 años, el 77% es representado por hombres, y reportan un salario promedio de 3.000 dólares, según la especialidad. Quienes cubren este perfil buscan empleo principalmente en Estados Unidos por tres principales razones: oportunidad de laborar en formato home office, búsqueda de un mejor salario y mejorar su CV con empresas internacionales 100% bilingües. Las empresas internacionales contratan talento principalmente de México, Colombia, Perú y República Dominicana. 

“Colombia tiene un alto potencial de crecimiento a nivel mundial en este sector, podríamos llegar a ser potencia de servicios de tecnología para el mundo. Hace algunos años tuvimos una oportunidad como la que vivimos actualmente; sin embargo, India fue quien colocó su desarrollo tecnológico y se volvió mano clave para Estados Unidos. Necesitamos entender el impacto real de esta carrera y las oportunidades que genera, así como disminuir una brecha de género, porque seguro aumentará el número de programadoras latinoamericanas y hará de este un mercado mucho más integral”, suma Vega.   

La carrera de programación tiene mayor impulso y popularidad entre las generaciones jóvenes; sin embargo, el déficit de profesionales de este sector no es el único reto de la industria, ya que también existe una ardua necesidad de generar mayor equidad en cuanto a la oferta, principalmente en cuestión de género. Además, en cuanto a la formación de los candidatos existe un tema formativo, sobre todo en el idioma inglés y las habilidades blandas, mismas que no se integran en la mayor parte de las propuestas básicas de formación escolar.    

“Descubrimos que el talento programador no cuenta con una etapa de estudio para conocer o desarrollar habilidades blandas. Existe un entendimiento incompleto de lo que éstas comprenden, ya que no sólo refiere a ser seres sociales o a que sepan comunicarse, también aborda un entendimiento sobre sí mismo como profesional para saber qué quiere en su carrera, qué sabe, cuáles son sus herramientas, qué sueldo merece y, sobre todo, cómo negociarlo con su reclutador”, indica Roxana Kern, co-founder y COO de Talently.   

 Así pueden las empresas superar la escasez de talento cloud

Talentos digitales: fundamentales para el desarrollo de América Latina

Se buscan 100 mil colombianos que quieran formarse en programación

Es así como los expertos de esta firma brindan varias recomendaciones en el inicio del camino para ser programador:  

1. Encontrar la carrera y la universidad ideal.  Aprender más que el lenguaje programador. En Colombia existen diversas carreras que abordan a diferente profundidad esta tarea, por ello es clave que se conozcan bien las afinidades que se tienen con cada oferta educativa e investigar sobre las ingenierías en informática, en computación, electrónica y software. La etapa de formación tiene una duración de entre 4 a 5 años. 

En la actualidad, para ser programador se requiere el desarrollo en conocimientos como el manejo de sistemas Javascript y React JS; lenguajes de programación como HTML y CSS; bases de datos como SQL y NoSQL, uso y entendimiento de conceptos básicos y complejos de la materia, entre otros. Hay algunas propuestas que comienzan dicha formación en niños desde los cinco años. Hay opciones gratuitas como code.org, o asesorías de paga como Crack The Code. Tal vez el estudio formativo de programación en el futuro ya no necesite de una carrera a profundidad, pero en la actualidad se sugiere ampliamente cursar una.   

2. Invierte en el aprendizaje del inglés.  La principal carencia de un desarrollador es el manejo de este idioma, no sólo a un nivel conversacional, sino a un nivel técnico. Se deben agregar cursos de este tipo a la formación, e incluso inscribirse a talleres de conversación donde existen opciones gratuitas que te permiten hablar con nativos norteamericanos.    

3. Formarse en habilidades blandas. Las empresas latinoamericanas y en Estados Unidos dan un especial valor a estas herramientas sociales, las cuales comprenden capacidad de adaptación, trabajo en equipo, liderazgo, empatía, entre otras, por ello, no se debe dejar de buscar formación personal en este sentido, no sólo para relacionarse con los equipos de trabajo, sino también para facilitar la comunicación al vender el perfil profesional y negociar un salario.  

“El talento tech, especialmente el de programadores, debe impulsarse en este momento de oportunidades, es por ello que en Talently nos enfocamos en conocer las cualidades de cada profesional para pulirlas y hacer que tengan el mejor trabajo para su perfil. En nuestro caso pedimos que tengan más de dos años de experiencia para que sea a manera personal que tengan su primer acercamiento con su carrera, e identifiquen ya en la práctica qué es lo más interesante de su quehacer profesional. Es importante decir que no es necesario estudiar en Estados Unidos o Europa, Latinoamérica tiene grandes opciones nosotros ya hemos colocado más de 1.200 developers en el mundo”, concluye el CTO.    

Crédito de imágenes: fotos de programadores creadas por Pressfoto y Rawpixel en Freepik

 

Publicidad
Publicidad