26
Sáb, Nov

Conectividad y ciberseguridad para las ciudades colombianas

Con los avances tecnológicos, las ciudades contaran con más edificios e infraestructuras inteligentes así como industrias automatizadas que requieren seguridad cibernética

Tecnología

En la actualidad los ciberataques más frecuentes y relacionados a infraestructuras en las ciudades, atacan directamente: plantas de suministro energético, infraestructura de telecomunicaciones y las centrales de transporte. 

 

La conectividad de ciudades inteligentes debe ir acompañado de eficaces sistemas de ciberseguridad

Las ciudades inteligentes son iniciativas tecnológicas y urbanísticas que lideran organizaciones con gran relevancia como el Ministerio TIC.  

Dichos proyectos buscan fomentar el uso de tecnología y dotar a las infraestructuras de inteligencia para facilitar labores diarias como la movilidad, y mejorar la compilación de datos demográficos, lo cual aporta información más certera para la toma de decisiones a la hora de aplicar una política pública. Un ejemplo en Colombia son los avances en big data utilizados por Transmilenio en Bogotá. 

Por lo tanto, en estas ciudades se interconectan los sistemas para optimizar su funcionamiento. Dichas redes muchas veces están conectadas a internet, lo cual las deja expuestas a los ciberataques, un problema latente pues los criminales cibernéticos pueden hacer un mal uso de la infraestructura inteligente. 

Así pues, son múltiples las ocasiones en que sistemas públicos inteligentes alrededor del mundo han sido víctimas de ataques cibernéticos, por ejemplo: la manipulación de la estación de tratamiento del agua en Florida, EE.UU, cuyos hackers  intentaron alterar los parámetros químicos del agua, poniendo en riesgo la salud de los ciudadanos; el cibersecuestro a 16 hospitales en Reino Unido para exigirles dinero; o incluso en el caso colombiano, ataques que si bien no se manifiestan en estructuras físicas, sí lo hacen en estructuras digitales tan importantes para el país, como lo fue el reciente ataque informático al Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) o el año pasado al Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), hechos que recuerdan la importancia de la protección de datos e información reservada, pilares fundamentales en la modernidad tan mediada por la tecnología. 

Dado lo anterior, no resulta sorprendente que según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Estados Unidos, actualmente los ciberataques más frecuentes y relacionados a infraestructuras en las ciudades, atacan directamente: plantas de suministro energético y de servicios públicos; infraestructura de telecomunicaciones proveedoras de servicios telefónicos fijos, móviles y de suministro público de internet vía Wi-Fi; y las centrales de transporte como aeropuertos, terminales y estaciones de bus o metros." casos que aplican en Colombia.   

Francisco Rincón, Gerente en Siemens Latinoamérica de la unidad de negocio de Productos y Tecnologías para Edificios e Infraestructuras Inteligentes, indica que "otros factores por los cuales quedan vulnerables los proyectos de infraestructura en términos informáticos, es porque  los trabajadores y sus usuarios, todavía no son conscientes del todo de la vulnerabilidad y la necesidad de prepararnos ante planes de ciberseguridad para las infraestructuras que conforman las ciudades colombianas inteligentes y ciberseguras”, y enfatiza en seis factores que motivan esa vulnerabilidad:    

1. No se realizan copias de seguridad.

2. No se tienen contraseñas seguras.

3. Se ingresa en enlaces o archivos adjuntos peligrosos que llegan al correo electrónico.

4. No se instalan las actualizaciones de programas solicitadas por los equipos de cómputo a su cargo.

5. Usan dispositivos móviles o de cómputo personal para realizar labores de la compañía o viceversa instalan programas no autorizados por la empresa en sus equipos móviles o de cómputo utilizados para trabajar.

6. Exponen en redes sociales y públicamente, demasiada información relevante y personal del empleado o de la compañía.   

Finalmente, el aprendizaje es que a la vez que incrementa el desarrollo de ciudades inteligentes, estos avances deben ir de la mano con la planificación, adaptación y mejora de sistemas de ciberseguridad. Rincón, añade frente al tema que "todo proyecto de ciudad inteligente debería incluir protocolos de ciberseguridad y defensa frente a posibles ciberataques, además de contemplar ser auditado por Evaluadoras de Riesgos Digitales", o también, una buena alternativa, es implementar herramientas de autoevaluación de ciberseguridad y mantener la respectiva actualización. 

Así, la ciudad progresa con edificios inteligentes, redes energéticas, infraestructuras inteligentes, fábricas e industrias aún más inteligentes y automatizadas, ya que la meta es proyectar ciudades que progresen cada vez más, permitiendo que sus ciudadanos aprovechen los a vances tecnológicos y beneficios de la generación de conocimiento.   

Créditos de imágenes: fotos de ciudades inteligentes creadas por Pikisuperstar en Freepik y Despejando Dudas

                            

 

Publicidad
Publicidad