En Itagüí 1.000 familias vulnerables cambian su historia

José Fernando Escobar Estrada, alcalde de Itagüí, ha liderado todas estas iniciativas sociales

Periodismo

Con el proyecto Familias Resilientes se benefician más de 1.000 familias en condición de vulnerabilidad del corregimiento El Manzanillo de Itagüí.

Además de la Alcaldia, múltiples entidades públicas y privadas han apoyado este programa

Mediante un proceso profesional personalizado se les brinda acompañamiento en: salud, educación, identificación, ingresos y trabajo, nutrición, entorno familiar, habitabilidad, atención psicosocial y jurídica, entre otras acciones. 

Dentro del plan de desarrollo Itagüí ciudad de oportunidades, la alcaldía de este municipio creó la Secretaría de la Familia, donde a través del programa Familias Resilientes, acompaña de forma personalizada a 1.000 hogares vulnerables de la zona rural para el mejoramiento de sus condiciones de vida, en un proceso que se caracteriza por su enfoque de potenciar capacidades y no de asistencialismo. 

El proceso inició en 2020 con 551 familias que fueron focalizadas en las ocho veredas del corregimiento El Manzanillo, con base en el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) del Censo Nacional de Población y Vivienda. Esta zona de Itagüí es la que presenta mayores condiciones de vulnerabilidad en esta localidad del sur del Valle de Aburrá. Para 2022, se amplió la cobertura del proyecto, impactando a más de 2.100 itagüiseños. 

El acompañamiento parte de conocer el estado de las condiciones de vida de las familias, lo que permite construir en conjunto un plan de acompañamiento, considerando las fortalezas y necesidades, en torno a dimensiones como: educación, salud, ingresos y trabajo, habitabilidad, dinámica familiar, nutrición e identificación. Para lograrlo, se realizaron 5.024 visitas casa a casa, mes a mes, con sesiones educativas que fortalecieron las relaciones familiares, donde se abordaron temas de reconocimiento de la historia familiar, disciplina positiva, comunicación, resolución de conflictos, entre otros. 

De igual manera, se identificaron, gestionaron y acercaron más de 15.000 oportunidades, con entidades públicas y privadas como: Fundación Central Mayorista, Sena, EURO, Colanta, Siscoax, Fundación SIIGO, Gerpar, Corona, Depósito San Pío, Procinal, Supermercados La Vaquita, Hotel Ibis, Fábricas Unidas, BBVA, Bancolombia, Av Villas, Royal Films, Microempresas de Colombia, entre otros. 

Luego de 18 meses de acompañamiento, se analizó el estado inicial y final de las familias beneficiarias a partir del IPM y del índice tradicional de ingreso, identificando que el 52 % de ellas mejoraron sus condiciones de vida según indicadores mencionados. De acuerdo al reporte de la alcaldía, estos hogares fortalecieron su conocimiento sobre la oferta pública y privada a la que pueden acceder y fueron beneficiarias de diferentes oportunidades, además de recibir herramientas para el fortalecimiento de su dinámica familiar, de empoderamiento, autogestión y corresponsabilidad.

 EPM ha conectado su gestión con los ODS

EDU: transformando la realidad de las comunidades vulnerables a través de herramientas digitales

Un compromiso con la innovación social busca generar empleo, formación y emprendimiento para miles de antioqueños

 

 

 

Publicidad
Publicidad