26
Sáb, Nov

Volvo y Harry Sasson se alían en pro de apoyar a 400 familias campesinas del Putumayo

El chef Harry Sasson se confiesa un enamorado de la buena calidad de los palmitos del Putumayo

Marcas

La marca de automóviles, junto al reconocido chef, se han propuesto darle mayor visibilidad a un cultivo que aporta a la consecución de la paz en el Putumayo: los palmitos.

 

La marca y el chef desean contribuir a la paz de esta bella región colombiana

Han lanzado el #RetoPalmitos y desean lograr por lo menos mil menciones de este HT, con el que pretenden apoyar a más de 400 familias que cambiaron la siembra de cultivos ilícitos, por el de la esperanza.

El Putumayo es una de las zonas más bellas del país. Ubicado en la Amazonía, tiene una biodiversidad única, que lo hace rico en recursos naturales. No obstante, también ha sido un lugar azotado por la violencia derivada de la guerra y los cultivos ilícitos.  Ahora que nuevamente los titulares de prensa vuelven a aparecer con el incremento de los cultivos ilegales en el país, es necesario que se haga aún más visible uno de los cultivos que le ha mostrado otra cara a la región: los palmitos.

La historia de los palmitos, producto alimenticio obtenido del cogollo de varias especies de palmera -en este caso de la de chontaduro y Açaí- resulta muy inspiradora. No solo por todo lo que representa este cultivo que, mediante su cadena de valor, promueve la protección de los bosques y la recuperación de los suelos, por sus propiedades que lo hacen un alimento enriquecido con mucha fibra que deleita los paladares de comensales locales y extranjeros, sino en especial por lo que les ha dado a los campesinos que hoy viven de él: dignidad y esperanza.

Es por eso que Volvo Cars y Harry Sasson decidieron aportar su granito de arena, lanzando el #RetoPalmitos para hacer visible lo invisible. Según Ángela Bolívar, gerente de mercadeo de la marca, representada por el Grupo Astara en Colombia, “Volvo tiene tres pilares fundamentales: la seguridad, la sostenibilidad y las personas. En este proyecto, encontramos como todos se unen con un propósito: la construcción de país. Nos motivó una población que creyó en las segundas oportunidades y además lo hizo con un cultivo que es sostenible, esto nos demuestra que los colombianos buenos somos más, y que todos podemos apoyar, visibilizando, comprando y cocinando palmitos en nuestros hogares”.

Dé a conocer su marca

El #RetoPalmitos cuenta con varias tácticas. Como centro, está un corto documental en el que Harry Sasson, uno de los chefs más reconocidos en Colombia y en el exterior, se embarca en un Volvo XC90 híbrido enchufable, para adentrarse en el Putumayo. Desde ahí, cuenta la historia detrás de este cultivo y, en especial, los desafíos que tuvieron que enfrentar los campesinos que en los años noventa decidieron cambiar los cultivos ilícitos por los palmitos.

Fue precisamente en el momento más retador cuando conocieron a Harry. Esto marcó un antes y un después. “Me enamoré del sabor, de la calidad y del significado de los palmitos del Putumayo. Desde entonces a donde voy, llevo conmigo palmitos en mi maleta. Soy un orgulloso embajador de este cultivo y sé lo mucho que lo valoran en Colombia y en el mundo”, precisó el chef Sasson.

   

La pieza audiovisual es el punto de arranque, pero el #RetoPalmitos quiere ir mucho más allá. Lo que se busca es invitar a muchas personas para que ayuden a posicionar los palmitos en el ecosistema digital.  “Tenemos un producto delicioso, tenemos una cooperativa organizada que los siembra, cultiva y procesa y contamos con buenos canales de distribución. Lo único que necesitamos es que más colombianos nos conozcan para que la demanda sea mayor y así podamos involucrar aún a más personas del Putumayo”, asegura Edgar Montenegro, líder de CorpoCampo, asociación que los cultiva.

Por eso, la meta es lograr al menos mil menciones en Instagram y Twitter para que este cultivo de paz y esperanza sea conocido por más personas en el país, y así, apoyemos a cientos de familias que ven en el palmito una nueva oportunidad.

Para participar del reto, la audiencia debe cocinar, probar, disfrutar y, sobre todo, compartir su experiencia. Posteriormente se debe etiquetar a @VolvoCarCo en Instagram o Twitter y @Harry_Sasson en Instagram, junto al HT #RetoPalmitos, e invitar a más personas para que se unan a este movimiento.

“Si al menos mil personas comparten el documental, suben fotos de palmitos o simplemente hablan del proyecto en sus redes, lograremos darle un impulso muy grande a esta comunidad que necesita de nuestro apoyo para seguir construyendo país”, asegura Bolívar.

 El documental Hagamos visible lo invisible: 

 

Publicidad
Publicidad