21
Vie, Ene

Jóvenes de Puente Iglesias plantean soluciones tecnológicas para evitar afectaciones y damnificados por inundaciones e inseguridad en caminos del corregimiento

A través de la robótica y la tecnología, Minera de Cobre Quebradona y la Corporación Ingenios vienen formando a un grupo de jóvenes de Puente Iglesias en procura de ayudar a la resolución de problemáticas de su entorno

Tecnología

Se trata de dos dispositivos ideados a través de tecnología social y que buscan alternativas que aporten a mejorar la calidad de vida de comunidades vulnerables.

 

Lina María Torres y Yorhanis Plaza exhiben sus prototipos de tecnología social

Estas ideas de solución de problemas en la comunidad se han generado gracias al Plan de Gestión Social del Proyecto Minera de Cobre Quebradona. 

Con el objetivo de promover la tecnología y la robótica en un grupo de 37 jóvenes del corregimiento Puente Iglesias del municipio de Fredonia, y también buscando que puedan insertarse en la educación superior  de base tecnológica, acceder a oportunidades de empleo e incluso vincularse laboralmente al Proyecto Minera de Cobre Quebradona en Jericó y con el acompañamiento de la Corporación Ingenios, se gestó esta iniciativa que tiene un alto componente de la llamada Tecnología Social. 

Son dos ideas que dan respuesta a las problemáticas de afectaciones por inundaciones en Puente Iglesias cuando el río Cauca se desborda y a la falta de iluminación de caminos comunitarios que en la noche son muy oscuros y posibilitan que los delincuentes se aprovechen de esa situación para cometer sus fechorías. 

Ambas ideas se desprenden de un proyecto del Plan de Gestión Social del Proyecto Minera de Cobre Quebradona y tras más de 60 horas de formación en temas de nuevas tecnologías, robótica, redes sociales, plataformas virtuales y electrónica, distribuidas en tres fases de capacitación, de las cuales ya se han ejecutado dos, 37 jóvenes del corregimiento Puente Iglesias del municipio de Fredonia han propuesto varias alternativas para la solución de algunos problemas que afectan esta localidad del suroeste antioqueño.  

La primera propuesta es de Lina María Torres y Asmed Giraldo, quienes han ideado un prototipo de Alarma para el nivel del río, ya que cada que el Cauca se crece, inunda y afecta los sectores La Blanquita, El Mango, Santa Elena y San José de este corregimiento y por ende, genera estragos a decenas de familias que habitan a orillas de este afluente. La iniciativa busca dar solución a la problemática y consiste en que un dispositivo tecnológico ideado por ellos, se instalaría río arriba en algunos puntos seleccionados para ello y así avisaría oportunamente mediante sensores y señales ópticas y acústicas cuando ha subido el nivel y podría desbordarse causando inundaciones.  

En Puente Iglesias son bastantes casas las que están a la orilla del río Cauca

Según Lina María Torres, su proyecto posibilitaría que los eventuales afectados por el desborde del río puedan salir a tiempo de sus casas salvaguardando sus vidas y sacando sus enseres y afirma que:  “Esto nos va a generar mucha tranquilidad y mejor calidad de vida porque este dispositivo solucionaría algunos de los problemas que acarrea el invierno, principalmente los derivados de las inundaciones” 

La segunda iniciativa es Faros del Mañana, una propuesta para remediar la falta de lámparas eléctricas en algunas vías y que ha provocado que los delincuentes se aprovechen de la situación para despojar de sus pertenencias a quienes por esos caminos deben transitar en la noche. Esta iniciativa es jalonada por la joven Yorhanis Plaza López, habitante del sector La Cacaotera de Puente Iglesias. 

En este tipo de caminos se instalarían los Faros del Mañana

Ella explica que la idea consiste en instalar en los caminos lámparas que funcionan con energía solar, las cuales se cargarían en el día gracias a la luz del sol y que se activarían y se encenderían solo cuando una persona esté caminando y le iluminarían el sendero y, afirma que “Esto ayudaría en la solución, ya que el problema no es solamente en La Cacaotera, sino también en otros sectores que son muy solitarios y oscuros y estas lámparas van a mejorar la seguridad para todos los habitantes”. 

Para el Proyecto Minera de Cobre Quebradona y su Gerencia de Relacionamiento con la Comunidad, que han organizado y apoyado esta iniciativa social, esto es una respuesta a la necesidad de contribuir a la disminución de la brecha de acceso tecnológico y de conectividad que existe en la ruralidad colombiana, donde según el DANE, para el caso de Antioquia, cerca del 95% de los niños y jóvenes que habitan en el campo no tienen acceso a internet, lo cual se traduce en menos oportunidades de aprendizaje y a que sea más difícil romper el círculo de la pobreza.  

En ese sentido y teniendo en cuenta las dinámicas de la población juvenil de Puente Iglesias, Minera de Cobre Quebradona se propuso mediante su Plan de Gestión Social que se desarrolla en esa comunidad, realizar durante este año 2021, un proyecto que por medio de la robótica, la tecnología y el emprendimiento, fortalezca la merma de la brecha tecnológica enfocado en la equidad de género 

Angela Giraldo, Profesional Social adscrita a MCQ y encargada del relacionamiento con la comunidad anota que en varias fases y con el acompañamiento de la Corporación Ingenios, se ha ido formando a los 37 jóvenes y no sólo en la parte tecnológica, sino también en fortalecer los valores de trabajo en equipo, tolerancia, el respeto y la buena comunicación. “En el intermedio de la más reciente fase, se le entregó a cada participante un kit tecnológico con las herramientas y dispositivos electrónicos básicos para el desarrollo de las ideas, donde cada uno, mediante su creatividad e ingenio, crea soluciones a las problemáticas de su entorno”, puntualiza.  

Por su parte, Claudia Elena Arcila Vera, directora de la Corporación Ingenios Tecnología Social, explica que este último término es reconocer el potencial del mundo digital, de los desarrollos tecnológicos que transforman sociedades, acercarse a la innovación; pero todo ello articulado al reconocimiento de las habilidades como sociedad, de las fortalezas y potencialidades que ofrece el entorno cercano, de las realidades y de las problemáticas que existen alrededor y reconocer que el trabajo colectivo sumado a la creatividad permite que la tecnología tenga un mayor impacto. Como lo definen los jóvenes de Puente Iglesias: ´La tecnología necesita corazón, humanidad´”. 

Arcila Vera explica que la Corporación como encargada de la formación ha desarrollado una labor en tres fases: en un primer momento acercar los grupos a conceptos básicos de tecnología, robótica y alfabetización digital, en un segundo momento los jóvenes adquieren competencias en la programación y diseño inicial de proyectos de base tecnológica y finalmente cierran el proceso generando prototipos tecnológicos fundamentados en la resolución de problemáticas de su entorno. Anota que “Cada uno de estos momentos genera resultados e impactos concretos en variables que inciden favorablemente en su comunidad. Todo esto transversalizado por un ejercicio de fortalecimiento de habilidades sociales: Desde el reconocimiento de sus entornos hasta el reconocimiento de si mismos, creatividad, trabajo colaborativo, comunicación, resolución de problemas, manejo de conflictos, capacidad de observación y escucha, entre otros”. 

 Minera de Cobre Quebradona, primera empresa minera en Colombia que innova al reutilizar residuos en obras de impacto social

Por ahora, se está pendiente de dar inicio a la tercera fase que busca resolver problemas de que inquietan a la comunidad y que pasan por la salud, asociada al consumo de sustancias psicoactivas,  el cuidado del medio ambiente, la seguridad y la gestión del riesgo. El objetivo es que estas ideas se conviertan en proyectos de gestión  y se logren prototipos de base tecnológica. Que los jóvenes avancen en un conocimientos técnicos y sociales de la problemática que les interesa y logren vincular otros actores para que estas ideas iniciales, que son un sueño de un grupo de muchachos pensando en mejorar condiciones de vida de su comunidad, se conviertan en una realidad. y  sobre todo, que ellos sientan que son parte importante en la transformación de sus territorios y que son protagonistas de innovaciones sociales desde la ruralidad. 

 

                       

  

                                                     

Publicidad