EPM avanza en las obras que fortalecen el servicio de acueducto en el occidente de Medellín

Se construyen 10 tanques para almacenamiento de agua y distintas obras complementarias para el desarrollo y bienestar comunitario

Medio Ambiente

Este proyecto Cadena de Occidente incluye 27 kilómetros de redes de acueducto y 10 tanques de almacenamiento, así como la ampliación de uno en Robledo.

 

Este proyecto amplía y moderniza la infraestructura de acueducto en el occidente de Medellín

Su propósito es garantizar la seguridad hídrica y mejorar la calidad de vida de los hogares del occidente de Medellín.  


EPM avanza en el desarrollo del proyecto Cadena de Occidente, con el que amplía, expande y moderniza la infraestructura de acueducto para el occidente de Medellín, una zona que ha tenido un crecimiento dinámico en los últimos años. 
 

El proyecto inició su ejecución en el 2017, ante las continuas interrupciones del servicio de agua en el Occidente de Medellín, debido a la falta de capacidad para atender el crecimiento que se estaba dando en dicho sector y el aumento de fraudes en la misma zona.   

El proyecto consiste en la construcción de 10 tanques para almacenamiento de agua, la ampliación de 1 tanque existente (tanque Hamacas) y aproximadamente 27 Km de redes de impulsión y conducción, con sus respectivos bombeos para atender la demanda de agua potable en esta zona de la ciudad y contribuir a la calidad de vida de las familias con un servicio confiable y continuo.   

En general, el proyecto se desarrolla en tres etapas, de acuerdo con la urgencia de las obras, desde La América hasta Pedregal, pasando por Robledo, Calasanz y parte de San Cristóbal. A la fecha, se han instalado 11.673 metros de redes de impulsión y conducción sin contar con la distribución. De estos 6.482 metros ya están operativos.   

Las acciones realizadas en las tres etapas de este proyecto son:  

Etapa crítica: finalizó en 2020 y su mayor intervención estuvo en el sector de Robledo, allí se construyeron varias impulsiones que apoyan las ya existentes para llevar el agua a sectores altos de la zona occidental. Se aumentó la capacidad del bombeo que existía en Porvenir, cambiando las 3 bombas que existían por 4 bombas nuevas. 

Se construyó una subestación de patio para suministrar energía a los bombeos de Robledo y permitir que estos trabajaran de forma independiente por cada una de las impulsiones y aumentaran su caudal. Se amplió el tanque Hamacas, pasando de una capacidad de reserva de 500 a 1.200 metros cúbicos de agua potable y se mejoró el servicio de acueducto a sectores del corregimiento de San Cristóbal, Pajarito y la cárcel El Pedregal.

Con los equipos instalados se obtuvo concepto técnico favorable en eficiencia energética por parte de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) y certificación ambiental por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) por un ahorro energético aproximado de 375,3 MWh/año, que representa el 15,2% del consumo del sistema anterior. Se logró un beneficio ambiental por disminución de 137,7 toneladas de CO2 con una reducción del 25% del valor del impuesto de los equipos.

Etapa prioritaria: se encuentra en ejecución y abastecerá al sector de Calasanz, que actualmente se alimenta de los circuitos de San Cristóbal y de La América, y a su vez, se mejorará el servicio en estos dos circuitos que ya no deben enviar agua hacia Calasanz. Se construye una conducción entre la Autopista Sur a la altura de La Macarena y el nuevo tanque en Calasanz.

Además, se construye una nueva red de impulsión en el sector de Cucaracho hasta Pajarito, y un nuevo bombeo, con el fin de mejorar el transporte de agua que va hacia Cucaracho y hacia San Cristóbal.

Etapa no prioritaria: inició ejecución con la construcción de un nuevo tanque en vidrio fusionado al acero en la UVA Guayacanes, sector Porvenir. Se encuentra en proceso de contratación el bombeo Palenque-Cucaracho, cuya impulsión está lista desde el 2021 e incluye la construcción de otro tanque en vidrio fusionado al acero en Cucaracho.

Además, se cuenta con el diseño de la cadena Pedregal que consta de 4 nuevos tanques en concreto, sus nuevas redes de impulsión y el mejoramiento de los bombeos.

También se cuentan con el diseño de las impulsiones Calasanz- El Cristo, tanque El Cristo, bombeo Calasanz, impulsión El Cristo-La Loma, tanque La Loma y bombeo El Cristo. Adicionalmente, se procede con los diseños de las redes América-Corazón y tanque Pajarito. 

Dé a conocer su marca

Ambiental y social

El equipo de trabajo ambiental y social del proyecto Cadena de Occidente está conformado por profesionales ambientales, forestales, biólogos, sociales y antropólogos que buscan obtener la viabilidad ambiental y social del proyecto desde sus fases tempranas, hasta la finalización de obras y su entrada en operación. 

En esta etapa del proyecto, entre 2018 y 2022, se han generado cerca de 1.250 empleos, el 30% de ellos para habitantes de la zona. 

En cumplimiento de los compromisos establecidos con las autoridades ambientales (Área Metropolitana del Valle de Aburrá y Corantioquia) que otorgaron los permisos de aprovechamiento forestal, se han talado 144 individuos arbóreos y sembrado 394 árboles como compensación forestal en el sector de la impulsión Porvenir-Aures y en la zona de las impulsiones de Robledo-Porvenir y Palenque-Cucaracho.

Se realizaron talleres de caracterización de fauna y se implementaron medidas de manejo para su protección en un entorno con especies como el Tití, zarigüeyas, ardillas y diversas aves. Se garantizó la conectividad ecológica y el ahuyentamiento para su cuidado antes de realizar los aprovechamientos forestales, logrando que ningún animal haya sido lesionado o afectado antes y durante las talas.

Se han implementado estrategias de mitigación de impactos por ruido, a través de mediciones con recursos propios, que, entre otras, ha permitido dar respuesta a PQR y aportar a la insonorización de equipos. 

En cuanto al componente de arqueología preventiva, se ha dado cumplimiento a la normativa vigente con respecto a la protección del patrimonio histórico y arqueológico de la nación. Se capacitó al personal que labora en las obras y no se identificaron evidencias arqueológicas, ni históricas que generaran un impacto de ese patrimonio.    

Con la Fundación EPM como aliado ha desarrollado el programa de educación ambiental en los tramos UVA Guayacanes, Cucaracho – Pajarito y Macarena – Calasanz parte alta, impactando a 54 líderes de la comunidad.   

Las áreas intervenidas quedaron con mejores andenes y vías, facilitando la movilidad y el bienestar de los vecinos.    

Con estas obras, que se proyectan hasta 2027, se contribuye a garantizar la prestación del servicio de acueducto actual y futuro en esta zona de la ciudad y se aporta al desarrollo y bienestar de la gente.   

              

 

Publicidad