26
Sáb, Nov

Más de 50 niños de Buen Comienzo aprendieron lengua de señas colombiana como estrategia de inclusión

La enseñanza del lenguaje de señas a niños ha sido una estrategia novedosa y de gran valor como estrategia de inclusión

Comunicación

El acompañamiento se ha realizado en el Centro Infantil Gota de Leche de Buen Comienzo.

Esta estrategia comunicativa fomenta la integración y la garantía de derechos

La estrategia impacta a niños y niñas, entre los 4 y 5 años de edad. En las salas de desarrollo, los beneficiarios aprenden una palabra diaria. 

Como un aporte a la inclusión social de personas con discapacidad auditiva, el Centro Infantil de Buen Comienzo, Gota de Leche, creó el Comité de Inclusión, cuyo objetivo es fomentar habilidades integrales de comunicación desde la primera infancia. Con este propósito, en 2021 implementaron la enseñanza de lengua de señas colombiana a menores entre los 4 y 5 años y se convirtieron en la primera sede de Buen Comienzo en llevar a cabo esta actividad. 

Asimismo, el comité plantea la cualificación de agentes educativos de manera periódica para ofrecer una mejor atención a la población con alertas o alteraciones en el desarrollo y, a su vez, generar proyectos pedagógicos incluyentes y de acompañamiento. Actualmente, en la sede, ubicada en el barrio Boston, no hay participantes con discapacidad auditiva. 

“Desde la Medellín Futuro promovemos la inclusión de los niños y las niñas, es por eso que celebramos que uno de nuestros aliados, la Fundación Gota de Leche, desarrolle un proceso de formación, de más de 50 niños y niñas, en lenguaje de señas. Todos los niños son importantes y por eso esta estrategia promueve la integración, la equidad y la garantía de derechos”, dijo el director de la Unidad Administrativa Especial Buen Comienzo, Hugo Díaz Marín.

El lugar donde se ha desarrollado la iniciativa presta el servicio a 499 niños y niñas. 50 de ellos (los más grandes) han recibido las clases de señas. Los participantes recibieron este acompañamiento durante una hora diaria. 

“Considero que la enseñanza del lenguaje de señas ha sido una estrategia novedosa, llamativa, de interés y, sobre todo, muy valiosa. Las familias han demostrado mucho interés en aprender de cuenta propia vocabulario para fortalecer el lenguaje de las señas al interior de los hogares y denotan gran satisfacción al evidenciar en sus niños avances muy significativos con respecto al proceso de aprendizaje. Nosotras también, como agentes educativas, estamos en la tarea de aprender y fortalecer esta habilidad, porque nos parece que es importante, necesaria y de gran valor en la enseñanza de los niños y niñas”, añadió la coordinadora del Centro infantil Gota de Leche, Yolida Marcela Rúa. 

Imágenes de apoyo cortesía de la Alcaldía de Medellín 

                   

 

Publicidad
Publicidad