13
Vie, Dic

Elija la imagen perfecta para redes sociales en tres pasos

Asegurar los derechos de uso correctos es sin duda uno de los aspectos más importantes de cualquier acuerdo de licencia de imagen

Comunicación

En la actualidad, las redes sociales son imprescindibles para las marcas que quieren diferenciarse de sus competidores y mostrar sus valores. Y para conseguir desmarcarse, en la mayoría de los casos, un texto ingenioso no suele ser suficiente.

 

Cada plataforma de redes sociales tiene sus propios términos y condiciones de uso 

En este sentido, las imágenes son fundamentales para hacer latir tus mensajes y dar vida a sus redes sociales. De hecho, y esto ya es estadística pura, el 80 % de los profesionales de marketing aseguran usar contenido visual en sus canales sociales profesionales y los estudios muestran que los tuits con imágenes reciben un 150% más de retuits que los que solo llevan texto.

Hasta aquí todo parece claro, pero cuando las marcas quieren usar imágenes en sus redes sociales pueden aparecer algunas dudas o incluso un mar de interrogantes. ¿Aquella imagen para un artículo de tu sitio web se puede publicar también en las redes sociales? ¿Tienen que aparecer los créditos del fotógrafo cada vez que se publique la imagen? ¿Sus derechos de uso te permiten publicar en Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn sin necesidad de mencionar la fuente de la imagen?

Maribel Dato, directora de ventas para Latinoamérica de Getty Images, empresa líder mundial en contenido audiovisual, nos desmonta algunos de los conceptos erróneos más comunes en torno a las licencias de imágenes para las redes sociales; así que, si quieres crear tu contenido sin ningún tipo de preocupaciones, siga leyendo y conozca los tres pasos: 

1. Conozca su plataforma

Lo primero que hay que saber es que cada plataforma de redes sociales tiene sus propios términos y condiciones. Pinterest, por ejemplo, exige que el usuario sea el único responsable de todo lo que publique. La compañía tiene un equipo que monitoriza y responde a las quejas sobre derechos de autor, y sobre esa base eliminará cualquier imagen que no tenga los derechos para ser publicada. Instagram también exige que los usuarios sean los únicos responsables de las imágenes subidas; lo que significa que cada usuario (incluida una marca) tiene que garantizar que se cumplen los derechos de uso o acreditar de manera apropiada al creador original de la imagen. Esta red anima a sus usuarios a preguntarse lo siguiente:

“¿He creado todo el contenido por mí mismo?”

“¿Tengo permiso para usar todo el contenido que se incluye en mi post?”

“¿El uso del contenido corresponde a una excepción respecto a la infracción de los derechos de autor?”

“¿Está el contenido protegido por los derechos de autor?”

Recuerde que solo porque pueda hacer clic en una imagen y guardarla en una carpeta de su ordenador, eso no significa que tenga el permiso para usar el contenido: hacerlo podría exponerle a una reclamación por violación de la propiedad intelectual. Así que, si quieres utilizar imágenes de otros fotógrafos en tus redes sociales, piense en adquirir una licencia para ello en una agencia de fotos de stock. Una vez que selecciones una imagen, mira la letra pequeña y asegúrese de que incluya derechos de uso para redes sociales y entorno digital y, si fuera necesario, el derecho de uso para campañas comerciales o promocionales.

2. No se tome todos los memes en broma

El contenido ha ido evolucionando a la par que las propias redes sociales. En estos canales se ha dado una vuelta de tuerca al contenido visual a golpe de animación o manipulación, o lo que es lo mismo con GIFs y memes. Un dato: cada día 23 millones de GIFs son publicados en Tumblr. ¿Pero son legales? Si bien las personas tienen más libertad a la hora de publicar GIFs o memes, tanto las personas como las marcas están sujetas a las directrices de la FTC (siglas de la Comisión Federal de Comercio) en los Estados Unidos. Estas indicaciones estipulan que el apoyo, el patrocinio o la publicación de pago deben reconocerse de manera obvia (de ahí la inclusión de “#ad” o “anuncio” en un número creciente de publicaciones). Así que, si quieres usar una foto de stock en una campaña comercial o de patrocinio, es importante que te asegures de que las imágenes tienen licencia para uso comercial.

Cuando una marca publica un GIF o un meme (o incluso retuitea uno de un usuario), este acto podría implícitamente ser tomado como una acción publicitaria (aunque realmente no lo sea) si por ejemplo en ese contenido aparece una persona famosa o una estrella del deporte. Los GIF y los memes, aunque tienen un trabajo creativo de un tercero y aportan un punto de humor, siguen estando sujetos a las leyes de derechos de autor respecto al creador original quien, en la mayoría de los casos, debería aparecer en los créditos. Las marcas tienen que ser especialmente cuidadosas al retuitear o viralizar un post de terceros y, por supuesto, al crear GIFs y memes, ya que la publicación de un contenido podría ser tomado como el respaldo a una idea con la que el creador del contenido original podría no estar de acuerdo. Las marcas deben respetar el derecho de confidencialidad y publicidad y no usar la caricatura o semejanza de una persona con fines comerciales sin el consentimiento debido, y esto se aplica a los GIFs o memes que se puedan retuitear o compartir.

Quizás le interese leer:  WFA insta a todas las marcas a responsabilizar las plataformas de redes sociales

3. Elija un acuerdo a su medida

A la hora de adquirir su contenido es importante tenerlo todo atado, desde la cobertura que te ofrece para las plataformas de las redes sociales hasta la indemnización en caso de reclamación. Por eso, asegurar los derechos de uso correctos es sin duda uno de los aspectos más importantes de cualquier acuerdo de licencia de imagen. Su licencia especificará el tipo de medio, territorio, duración y usos —editoriales o comerciales— permitidos para los archivos visuales.   

Televisión

En Despejando Dudas, su contenido es el Rey

La ex modelo Danny Mesa nos evidencia su amor por los animales y el trabajo que al respecto realiza, al dialogar con el periodista invitado de Despejando Dudas, Gabriel Villa.

Jaime Alberto Vélez, Decano de la Facultad de Comunicación Audiovisual del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid, habló con nosotros sobre los factores que determinan el éxito de las Instituciones Educativas.

Jaime Vélez, asesor del 10° Festival Internacional de Cine de Oriente, promueve e invita a asistir al certamen fílmico en el programa Tardeando de Teleantioquia.